Villa Paradiso

Una casa particular sin igual: un agradable alojamiento en Baracoa, Cuba

Del organopónico La Punta a nuestra mesa, solo vegetales frescos

Publicado el: 4 junio, 2017.


Compuesta por platos tradicionales y creativos de Baracoa y del Oriente cubano, nuestra cocina ofrece a nuestros huéspedes una alimentación deliciosa y sana. Utilizamos solamente ingredientes frescos comprados a pequeños productores de la región.

Uno de nuestros proveedores es Orlando Frómeta Labacena, un micro-agricultor orgánico que hace maravillas en un pedacito de tierra en plena ciudad.

Acelgas • Chard • Poirée – Baracoa, Cuba

Originario del vecino municipio de Imías, en la costa sur de la provincia de Guantánamo, Orlando se casa con una baracoesa y en 2011 se muda a Baracoa. Aquí construye una casa para su familia. Trae consigo el gusto de cultivar frutas, verduras y plantas medicinales. Y sobre todo, una sólida consciencia en cuanto a la importancia del medio ambiente y de las relaciones del ser humano con su entorno.

Nace un micro-emprendimiento ecológico ciudadano

Fue así que en 2012 Orlando decidió ocuparse de un pequeño tramo de tierra a orillas de la bahía de Baracoa, a pocos pasos de su casa y con una hermosa vista hacia El Yunque. Por largo tiempo, este terrenito había estado abandonado a su suerte. Y su triste suerte había hecho de él un vertedero de basura.

Orlando lo limpia y lo acondiciona para empezar un organopónico: un proyecto de agricultura orgánica urbana. En una ciudad pequeña como Baracoa, con 45,000 habitantes, bendecida por un clima de abundantes lluvias y muy buen sol, la naturaleza parece invadirlo todo. Para los viajeros provenientes de alguna enorme aglomeración citadina, sonará raro hablar de agricultura “urbana” en Baracoa: aquí todo pareciera ser sencillamente el campo.

Remolachas • Beets • Betteraves – Baracoa, Cuba

Una variedad de cultivos y una antigua práctica baracoesa

Así nació el Organopónico de La Punta. La Punta es uno de los barrios más antiguos de Baracoa, custodiado desde 1742 por uno de los tres fuertes amurallados construidos para proteger a la ciudad ante los ataques de adversarios. Hoy en día, este diminuto organopónico produce acelgas, remolacha (betarraga o betabel), zanahoria, lechuga, brócoli, rábano, yuca o mandioca, hierbabuena, ajoporro, cebollines…

La práctica de cultivar tierras aledañas a las casas es tan vieja como la propia Baracoa. A inicios del siglo XVI, las familias que se instalaron aquí favorecieron un trazado urbano muy peculiar. Las casas eran estrechas y tenían un terreno igualmente estrecho y largo detrás de la parte construida, donde cultivaban algunos de los insumos vegetales necesarios para la alimentación familiar. Ese trazado sigue intacto en el centro antiguo de la Baracoa.

Incentivos y apoyos gubernamentales: una feliz manera de lanzar un proyecto

Orlando cuenta que el gobierno cubano alienta la reutilización de terrenos abandonados para pequeños esfuerzos de producción agrícola por cuenta propia. Él mismo se benefició de estas facilidades, recibiendo visitas de una especialista asignada por el Estado, quien lo asesoró en torno a las mejores maneras de preparar, acondicionar y mantener el terreno con vistas a obtener los mejores resultados de sus cultivos.

Organopónico • Organic garden • Jardin bio – Baracoa, Cuba

Plantas medicinales y métodos ecológicos de cultivo

Además de verduras, frutas y hierbas, Orlando cultiva plantas medicinales. Por ejemplo, la salvia, muy buena para las vías respiratorias; la verbena, para controlar la presión y afecciones ligadas al nivel de azúcar en la sangre; la menta, para la buena digestión y las migrañas…

Todo en este organopónico goza de una salud notable. Las hojas están en excelente estado y lucen un buen colorido y textura, y mucha vivacidad. Le preguntamos a Orlando si no batalla mucho con las plagas. Él sonríe, pues sabe que es necesario dar esa batalla pero también sabe muy bien cómo hacerlo. Nos cuenta un poco acerca de sus métodos de control ecológicos: substancias extraídas de plantas como el tabaco, la cardona (euphorbia lactea), la albahaca, etc. mantienen a raya a insectos y gusanos.

Salvia • Sage • Sauge – Baracoa, Cuba

El huracán Matthew, un mal sueño que ha quedado atrás

El huracán Matthew, a principios de octubre de 2016, destruye la totalidad de los cultivos de Orlando. Algunos de ellos tardarán en volver: tenía pequeños arbolitos en ciernes de limón, de guanábana, plantas de piña y de tomates. Orlando dice con entera certeza que con un poco de tiempo todo eso volverá a ser una verde realidad.

Hace poco recibió la visita de representantes de la FAO, la agencia de las Naciones Unidas para los alimentos y la agricultura, quienes hacían una gira por los 4 municipios afectados por Matthew, constatando los avances de la recuperación gracias a esfuerzos conjuntos entre la ONU y el gobierno cubano.

Turismo sostenible para el desarrollo local

Para nosotros en Villa Paradiso, ha sido una maravilla conocer a Orlando y establecer relaciones de colaboración e intercambio con este amante de la agricultura que nos provee de verduras y hierbas orgánicas frescas. Nuestros huéspedes vegetarianos, véganos, ¡y todos los demás! disfrutan de la calidad de sus productos en nuestra mesa. Y nuestras compras contribuyen al ingreso de su familia y al desarrollo de su proyecto.

Mojito • Hierbabuena • Mint • Menthe – Baracoa, Cuba

¿Lo sabías?

En 2016, el Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF) volvió a identificar a Cuba como el país número 1 en el mundo en el plano del desarrollo sostenible.

El 5 de junio de cada año ha sido declarado por las Naciones Unidas Día Mundial del Medio Ambiente. Aquí puedes leer más respecto a esta ocasión internacional de subrayar la importancia de cultivar una buena relación con la naturaleza.

Te invitamos a leer este artículo de la FAO, la agencia de Naciones Unidas para los alimentos y la agricultura, para enterarte más acerca de la estrategia cubana de agricultura urbana de los organopónicos.


Baracoa, Turismo Sostenible, Villa Paradiso

Etiquetas: , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos